viernes, 23 de junio de 2017

Pruebas (P 5)

Salir del caos, entrar al mundo real... veamos que pasara

Tomo sus ropas y ató nudos buscando generar bolsas de aire, todos la miraban, ya era inevitable que supieran que ella era quien estaba dándoles las pautas para continuar, todos trataban de hacer lo mismo, ella logró sacar su abrigo y armar tres nudos cuando el agua la cubrió completamente, sostuvo su aliento, lentamente fue botando el aire, nadie lograba hacer las cosas con la misma calma que ella, pero lo intentaban.

El primero en acabar su aire y caer desplomado, fue un hombre de unos 30 años que estaba a su espalda, tenía claro que esperarían a que cayeran más, así que procuro usar el aire con calma y mantener su ritmo cardíaco lo más tranquilo posible. La segunda persona en acabar su aire fue la chica junto a ella, un nudo en la garganta la conmociono por unos segundos, la chica era de la edad que ella tuvo la primera vez que debió enfrentar las pruebas…

Finalmente, el agua retrocedió lentamente, y cuando ella logro tomar una bocanada de aire, se agacho y trato de animar a la chica, una mujer atrás de ella le dijo que la sostuviera por los hombros y golpeo fuertemente su estómago, la chica boto agua y finalmente pareció reaccionar. No lograron lo mismo con el hombre él estaba de color azul cuando lograron verlo.


La pared volvió a sonar y una puerta se abrió en un costado. Ella corío sin mirar a nadie, cruzo la puerta y volteo a ver que todos estaban cruzándola cuando ya se empezaba a cerrar, la muchacha parecía aturdida mientras cruzaba la puerta, ella no fue capaz de decirle porque lo había hecho y la muchacha tampoco lo preguntó.

martes, 20 de junio de 2017

Quiero…

Quiero… no tengo idea que quiero, hace días que me pasa que quiero comer algo y cuando lo cómo me parece que no es lo que quería, o quiero tomar algo y no tampoco. Tengo la sensación de que quiero algo y no logro saber que es lo que quiero.

Tal vez tenga algo que ver todo lo que está pasando, con todo lo que no he dicho para ser precisos, entre medio de un giro del destino, el padre de mi hijo volvió al escenario del presente y mi hijo ha empezado a hacerme preguntas que no puedo responderle sin retomar el pasado. Las primeras preguntas que me hizo y que me dejaron en silencio (si ocurre que algunas cosas me dejen sin palabras), fueron todas juntas: “Que pasaría si mi papá viene a Chile mamá?, ¿volveríamos a ser una familia? ¿Tú te casaría con él de nuevo?”

La verdad que pasaría si me paro frente a ese cristiano, no lo sé, probablemente lo salude. Pero que ocurriría después no tiene nada que ver conmigo, a mí no me interesa en lo más mínimo hablarle, solo tener una relación cordial en la que podamos coexistir, porque somos ambos padres de este pequeño cachorro que merece lo mejor de ambos. Ahora, volver a ser una familia… nunca hemos sino una familia o siempre lo hemos sido, depende de cómo se mire, porque no vamos a ser una familia que viva bajo el mismo techo, seremos la misma familia que somos siempre, el su padre y yo su madre, independientes y unidos porque él existe. Por último, nunca hemos estado casados, quizá eso es lo más complejo de explicar a un niño de 8 años y la respuesta es no, yo no me casaría con su padre y su padre no está interesado en mi de ese modo tampoco, él tiene una novia y una vida en común con ella.

Pero en la cabeza de un pequeño de 8 años, que no termina de entender que su mamá sea fría frente al hombre del que tiene un hijo, es tal vez lo más extraño. Porque para pequeño, los papas se tienen que amar, y si las parejas que constituyen una pareja o se casan si deben amarse o al menos intentarlo, pero su padre y yo tuvimos una historia bajo circunstancias muy particulares y en honor a la verdad, nunca hubo proyecciones, nunca se planeó un futuro, fue una relación vivida en presente que se inició y termino en tiempo presente. Es más si pequeño no hubiera venido a este mundo, probablemente sería un recuerdo, lo que puede ser tremendamente injusto para él y al mismo tiempo nada quita que lo ame y quiera darle lo mejor del mundo.

¿Pero cómo decirle esto a un niño?, ¿Cómo decirle que lo amo y al mismo tiempo que su origen no tiene ese peso que suelen tener los orígenes? no es una historia de cuento de hadas, no hay un caballero que haga una gran cruzada por mí y que en un principio su padre ni siquiera quiso admitir que este era su retoño, o que años mas tarde, entre las miles de vueltas de la vida, fue este mismo blog, el que lo trajo de regreso a nuestro presente...

La siguiente pregunta fue mas extraña para mi que las anteriores.
“Mamá, ¿qué dijo mi papá la primera vez que me vio?”, luego de pedirle una aclaración me pregunta, “¿Mi papá estuvo cuando yo nací?”.

 Lo miré a sus ojitos y le dije con la mayor dulzura posible: “Hijo, yo estaba con tu abuela Titi y tu madrina que estaban esperando que tu nacieras, tu abuela, mi mamá, entro conmigo al parto y me acompañó hasta que naciste. Tu papá no estaba.”
“¿Por qué no estaba mi papá?”

Y la respuesta es tan simple, pero no fui capaz de decirle una respuesta tan dura, en vez de eso me salí por la tangente. “Hijo, esto ya lo sabes, tu papá no ha estado nunca en Chile.”
“Nunca ha venido?”
“No, y ya hemos hablado de esto hijo, ¿en serio quieres que te lo recuerde todo?”
“No me acuerdo mamá.”
“Tu papá nunca ha estado en Chile y apareció en nuestras vidas cuando tenías 4 años. ¿Te acuerdas ahora?”

Miro el suelo y supe que se acordaba, se acordaba de todo lo que pasó ese año, pequeño vivió muchos cambios drásticos, llegó a la capital, paso de estar media jornada en la escuela de lenguaje a estar todo el día en el jardín infantil mientras yo trabajaba, paso de vivir en una casa grande con patio, a un departamento de 1 dormitorio con mucho ruido de la calle. De no haber visto u oído a su padre jamás, a hablar por primera vez con su padre y otras mil cosas más…

Así que retomando el inicio de mi relato, quiero algo y no sé qué es, tal vez quiero evitar que mi pequeño se le rompa el corazón otra vez como hace 4 años cuando su papá anuncio que vendría y no llegó, quiero algo y no puedo traducir al castellano que es, porque tal vez no quiero algo para mi, sino para mi hijo y esa sensación es mas difícil de entender y de desentrañar, me revuelve el apetito y a ratos me deja pegada mirando mi café, no esto lo que quiero, ¿que es entonces?

lunes, 19 de junio de 2017

Banda sonora Basilos.

Esta mañana me parece que es ideal para recordar.

Veamos, dormí mal, reconozco que es porque no estoy tranquila, a pesar de que he razonado mil veces este asunto, no estoy conforme con él tema y obviamente no logro dormirme sin un agua de manzanilla o algo que sea inductor de sueño.

Partí a la reunión con la profesora jefe de mi hijo y mientras más hablaba con ella, me tranquilizaba que ella veía a mi hijo como es, como un niño que está asustado, un buen niño y que esta situación tiene remedio.

Fui por mi bicicleta para partir al trabajo y entre que el frío que me congelaba las manos, se me pusieron rojas y la sensación de que en serio necesito un par de guantes nuevos, me pareció urgente. Llegue a trabajar y la verdad me parece que estoy en una película, de esas que son de cine de autor y pasan cosas absurdas que no tiene sentido y que obviamente, no se van a explicar después tampoco, así que a trabajar y dejar de pensar en que esto es absurdo.

Por alguna razón me giraba la canción de Bacilos, "En solo un segundo", la canté, la puse en el spotify e incluso la recordé durante la mañana y la tarde, fue tanto que se me repitió la canción en la cabeza y las ganas de escucharla, que busqué para leerla calma... rayos no representa mi historia con mi ex, pues nunca fue así, pero insistía mi cerebro en repetírmela. Recordé los años en que escuchaba Bacilos, tal vez allí está la respuesta... y no., como seguía sin encontrar la razón para escucharla, solo la escuché unas diez veces más.

Dejé de lado mis ideas y regresé a casa, sé que estas cosas que me pasan con las canciones suelen responderse solas, menos mal que no fue la canción de mi ex igual, siempre que empiezo a cantarla o la empiezo a querer escuchar, él aparece físicamente frente a mí y la verdad no tengo capacidad emocional para verlo y lidiar con la vorágine de emociones encontradas que me genera.

La banda sonora de mi vida personal esta escasa de canciones, me pregunto si eso también influyo en este tema, Sans me dejó como "Zombi a la intemperie" y hasta ahora ni siquiera sé porque me gusta tanto si no he vivido nunca un amor así, ni me imagino llegare a vivirlo y aunque Pablo Alborán con su canción "Recuérdame" me parece que representa mi relación con el ultimo cristiano, no quiero recordarlo, me gustaba más cuando sentía que "A Contratiempo" de Ana Toroja, me recordaba cómo no seguir adelante con el proceso auto destructivo.

La tarde fue atareada, la noche llego con sus cosas y mi hijo con su miedo a dormir solo.
Desperté cansada, teníamos mil que hacer con mi hijo, la tarea, las pruebas, la vuelta y el orden, así que cuando leí el mensaje de Tú, me quede pensando y de pronto caí en cuenta “por eso la canción”, claro que las historias de otros son fáciles, no me ocurren, no me rompen el esquema, no me duelen en el alma y las veo como el todo, no por la situación, la escena o desde dentro, así que aconsejar es relativamente fácil, independiente que no se puede aconsejar nada y el consejo sea “Ve con calma, que debes vivir el proceso a tu manera.”, que suena re simple y que tengo claro no es así. Mientras termina de bañar a mi hijo, ordenar y hacer otras cosas, le respondí algo escueto, lamentablemente no me alcanzaba el tiempo para más.

Descubrir que mi hijo no sabe lo básico de un dibujo, me llamo la atención, no hizo márgenes, no sabe usar la regla, no sabe soltar la mano para hacer las líneas… total que a las 2 cuando llegaron mis padres, partimos contra reloj colgando la ropa limpia y la salida se volvió difícil. Finalmente partimos al evento del colegio que estaba muy divertido donde me encontré con los papas conocidos y las mamas que tengo algo más de relación, pasamos la tarde riendo en el bingo y jugando mientras nuestros hijos hacían cosas insólitas como subirse al escenario y mover la mano saludando...

Luego la once en casa de mi hermana y finalmente de regreso a casa, logre repensar que debía darle mas explicaciones a Tú, después de todo el es cercano hace poco y no tiene idea que a mi me pasan estas cosas con las canciones, mis conexiones con el cosmos o menos mis premoniciones, pero no me alcanzó el tiempo otra vez.

Día siguiente en la misma tónica, hacer mil vueltas antes de salir y salir tarde al almuerzo familiar en casa de mi hermano, finalmente en la micro mientras que mi hijo iba sentado a mi lado, logre redactarle algo que aunque admito sonaba algo lunático, adquiría mas sentido que la sola canción. La historia de un hombre que canta la canción de como perdió un amor, que recuerda y que se pierde en el tiempo, un amor que ya no es mas suyo y que aunque lo sufre lo supera, que me parece debe ser como uno se permite recordar y olvidar al mismo tiempo una relación tan importante como la que Tú tiene con la que fue su mujer.

La tarde fue un chiste, entre que hace mucho no me sentaba a una mesa con mis hermanos y que las conversaciones saltaban de una cosa a otra como si no tuvieran hilo conductor yo me aprovechaba del lio para meter mi cuchara y reírme un poco de todos. Concluyendo con la torta que celebraba el cumpleaños de mi papá y las palabras de mi papá, sobre que nos ama a todos sus hijos, lagrimones de emoción y más risas.


En casa cerca de las ocho, luego rumbo al supermercado y finalmente en casa ordenando las cosas para el día siguiente de pequeño, que alegre porque mi mamá nos acompañaba, disfrutaba más de saber que dormiría en mi casa. cerrando un fin de semana muy movido para empezar una semana, que se viene llena de tareas diarias.Esta mañana me parece que es ideal para recordar.

Veamos, dormí mal, reconozco que es porque no estoy tranquila, a pesar de que he razonado mil veces este asunto, no estoy conforme con él tema y obviamente no logro dormirme sin un agua de manzanilla o algo que sea inductor de sueño.

Partí a la reunión con la profesora jefe de mi hijo y mientras más hablaba con ella, me tranquilizaba que ella veía a mi hijo como es, como un niño que está asustado, un buen niño y que esta situación tiene remedio.

Fui por mi bicicleta para partir al trabajo y entre que el frío que me congelaba las manos, se me pusieron rojas y la sensación de que en serio necesito un par de guantes nuevos, me pareció urgente. Llegue a trabajar y la verdad me parece que estoy en una película, de esas que son de cine de autor y pasan cosas absurdas que no tiene sentido y que obviamente, no se van a explicar después tampoco, así que a trabajar y dejar de pensar en que esto es absurdo.

Por alguna razón me giraba la canción de Bacilos, "En solo un segundo", la canté, la puse en el spotify e incluso la recordé durante la mañana y la tarde, fue tanto que se me repitió la canción en la cabeza y las ganas de escucharla, que busqué para leerla calma... rayos no representa mi historia con mi ex, pues nunca fue así, pero insistía mi cerebro en repetírmela. Recordé los años en que escuchaba Bacilos, tal vez allí está la respuesta... y no., como seguía sin encontrar la razón para escucharla, solo la escuché unas diez veces más.

Dejé de lado mis ideas y regresé a casa, sé que estas cosas que me pasan con las canciones suelen responderse solas, menos mal que no fue la canción de mi ex igual, siempre que empiezo a cantarla o la empiezo a querer escuchar, él aparece físicamente frente a mí y la verdad no tengo capacidad emocional para verlo y lidiar con la vorágine de emociones encontradas que me genera.

La banda sonora de mi vida personal esta escasa de canciones, me pregunto si eso también influyo en este tema, Sans me dejó como "Zombi a la intemperie" y hasta ahora ni siquiera sé porque me gusta tanto si no he vivido nunca un amor así, ni me imagino llegare a vivirlo y aunque Pablo Alborán con su canción "Recuérdame" me parece que representa mi relación con el ultimo cristiano, no quiero recordarlo, me gustaba más cuando sentía que "A Contratiempo" de Ana Toroja, me recordaba cómo no seguir adelante con el proceso auto destructivo.

La tarde fue atareada, la noche llego con sus cosas y mi hijo con su miedo a dormir solo.
Desperté cansada, teníamos mil que hacer con mi hijo, la tarea, las pruebas, la vuelta y el orden, así que cuando leí el mensaje de Tú, me quede pensando y de pronto caí en cuenta “por eso la canción”, claro que las historias de otros son fáciles, no me ocurren, no me rompen el esquema, no me duelen en el alma y las veo como el todo, no por la situación, la escena o desde dentro, así que aconsejar es relativamente fácil, independiente que no se puede aconsejar nada y el consejo sea “Ve con calma, que debes vivir el proceso a tu manera.”, que suena re simple y que tengo claro no es así. Mientras termina de bañar a mi hijo, ordenar y hacer otras cosas, le respondí algo escueto, lamentablemente no me alcanzaba el tiempo para más.

Descubrir que mi hijo no sabe lo básico de un dibujo, me llamo la atención, no hizo márgenes, no sabe usar la regla, no sabe soltar la mano para hacer las líneas… total que a las 2 cuando llegaron mis padres, partimos contra reloj colgando la ropa limpia y la salida se volvió difícil. Finalmente partimos al evento del colegio que estaba muy divertido donde me encontré con los papas conocidos y las mamas que tengo algo más de relación, pasamos la tarde riendo en el bingo y jugando mientras nuestros hijos hacían cosas insólitas como subirse al escenario y mover la mano saludando...

Luego la once en casa de mi hermana y finalmente de regreso a casa, logre repensar que debía darle mas explicaciones a Tú, después de todo el es cercano hace poco y no tiene idea que a mi me pasan estas cosas con las canciones, mis conexiones con el cosmos o menos mis premoniciones, pero no me alcanzó el tiempo otra vez.

Día siguiente en la misma tónica, hacer mil vueltas antes de salir y salir tarde al almuerzo familiar en casa de mi hermano, finalmente en la micro mientras que mi hijo iba sentado a mi lado, logre redactarle algo que aunque admito sonaba algo lunático, adquiría mas sentido que la sola canción. La historia de un hombre que canta la canción de como perdió un amor, que recuerda y que se pierde en el tiempo, un amor que ya no es mas suyo y que aunque lo sufre lo supera, que me parece debe ser como uno se permite recordar y olvidar al mismo tiempo una relación tan importante como la que Tú tiene con la que fue su mujer.

La tarde fue un chiste, entre que hace mucho no me sentaba a una mesa con mis hermanos y que las conversaciones saltaban de una cosa a otra como si no tuvieran hilo conductor yo me aprovechaba del lio para meter mi cuchara y reírme un poco de todos. Concluyendo con la torta que celebraba el cumpleaños de mi papá y las palabras de mi papá, sobre que nos ama a todos sus hijos, lagrimones de emoción y más risas.

En casa cerca de las ocho, luego rumbo al supermercado y finalmente en casa ordenando las cosas para el día siguiente de pequeño, que alegre porque mi mamá nos acompañaba, disfrutaba más de saber que dormiría en mi casa. cerrando un fin de semana muy movido para empezar una semana, que se viene llena de tareas diarias.

miércoles, 7 de junio de 2017

A punto de...

Desperté tarde, entre el insomnio y el malestar no lograba despertar, aunque en la mañana había hecho todo lo que debía, tareas de madre, cuando me metí a la cama de vuelta caí en ese sueño extraño que me parece que recupera el alma y me hace soñar, soñar con mi ex.

En otro momento me habría dado lo mismo los sueños con mi ex, o me habrían hecho llamarlo, hoy que soy conciente del círculo vicioso que eso genera me mantengo al margen.  Aunque no niego que el esté en mis pensamientos, como estará?, que estará haciendo? O si estará bien? Son las preguntas que no puedo omitir, convengamos que una vez que admites que amas a alguien no se muere, no se apaga y no desaparece ese sentimiento en un abrir y crear de ojos.

Lo que más extraño, sobretodo cuando le planteaba cosas de crianza, mis dudas sobre si lo hacia bien o mal, solían ser un tema interesante donde mi ex sin menospreciar lo hecho, solía poner en perspectiva la realidad, desde la parada de un hombre, solía también hacerme sentir segura de lo que decidía y hasta aclaraba algunas de mis preguntas, que claro se aclaran porque el tiene 2 hijos y ya paso lo que hoy yo estoy pasando...

Pero no puedo llamarlo para las cosas que han pasado en estos mese, ni en estas semanas, no sin acercarlo y correr el riesgo de yo misma borrar los límites que he puesto o simplemente volver a amarlo con esa intencionad que me hace olvidar mi propio bienestar.

Hoy particularmente, he tratado a toda costa de obviar mis ganas de decirle algo, hoy he peleado con mi instinto, hablado con muchas otras personas sólo para disuadir este sentimiento, pero no se desaparece...

A veces me pregunto si esa tarde de domingo hace 4 años, no hubiera entrado y hubiera ido a los juegos con mi hijo, si el no me hubiera reconocido, si no nos hubiéramos dado los teléfono o si simplemente hubiéramos hablado sin volver a vernos... ¿que historia contaría hoy?

Se me perdió el vaso

Últimamente me siento en ese loop que detesto primero es angustia, pasa a impotencia y finalmente ganas de querer salir corriendo para el lado contrario, así que como suelo hacer en estas instancia busco mis pilares de apoyo, aunque su presencia en mi vida es reciente, busco a Tú, a mi madre y algún amigo que escuche y este dispuesto a dar una opinión, la que será analizada según el caso porque en serio por mas que me digan lo que pienso, siempre le doy mil vueltas a las cosas.
Para bien o para mal, o renuncio este mes o debo esperar hasta diciembre, la razón es económica y da para largo, así que resumiré en que o es a fin de junio, o hasta diciembre, no hay más opciones.
Así que hoy llamó a mi madre y empezamos a hablar del tema, ella me hacía recordar mis triunfos, independencia, estabilidad, departamento y otros, cosas que por alguna razón esta tarde yo pensaba, he logrado algo: "pero el tema es que siento que son triunfos vacíos, tengo los mismos problemas sin solució". Cosa que mi madre refuta recordándome el dicho "estas viendo el vaso medio vacío".
Ojala, me sintiera que he logrado algo, lo cierto es que tengo las mismas dificultades que hace 3 años, no me alcanza el dinero para vivir, sobrevivo la mitad de los meses y le debo plata a todos los santos y el banco personal de mis padres, honestamente no veo el vaso en lo absoluto, ni lleno ni vacío.
Por otro lado, que tanto me serviría ver el mentado vaso, si no puedo evitar la sensación de impotencia por lo que ocurre en mi entorno laboral, si no tengo ánimo de ir al trabajo y en serio quiero renunciar, que es lo único que ni quería hacer hace 3 años cuando creí y sostenía "Todo cae por su propio peso"
Estoy agotada, sin ánimo para nada y me siento una persona a medias, porque no cumplo ni en mi casa como la madre que quiero ser, ni en el trabajo como la trabajadora que quiero ser, para que halar del tema romántico o amoros... 
Por más que busco y busco a forma de no querer huir de esta situación no logro evitar el instito de supervivencia que me dice, "déjalo ya hisiste todo lo que podías."
Sumado a esa revelación que me jode el espíritu sobre que hace 3 años cuando el descalabro partió yo estaba dentro de la nómina de personas que querían hecha y que no pudieron porque no hay suficiente personal en mi área para hacer tal cosa y que quien salió era la que menos impacto tendría el despido porque no era madre... o sea les valió madre todo el esfuerzo aplicado en cumplir mis labores, las largas jornadas, los 2 años sin vacaciones, la puta... la justificación fue que me dejaban porque se veía mal echar a una madre soltera... y lo peor del caso siempre tuve esa teoría, pero hasta hoy me entero que era correcta... que hijos de la gran...
Simplemente me hirvió la sangre y me quede sin palabras, es un asco saber que no habrá nada que pueda hacer para demostrar que merezco mi puesro, absolutamente nada, porque simplemente mi presencia molesta a la jefatura máxima y después de eso solo existe la idea de que hay que sacarme o hacerme la vida lo mas infeliz posible (como ocurre hoy), para que me agote y renuncie... un total asco...
Así que no, no veo el vaso vacío, no veo el vaso y menos el agua, no veo razones para querer ir al trabajo y la justificación de que mi trabajo me trajo hasta aquí y que debería ver lo conseguido sólo me lleva a recordar que tengo hipertiroidismo e hipertencion, gracias a la suma de lo ocurrido, me siento impotente y tengo la sensación de que no vale la pena nada en general porque no sólo no lo verán, no les importa.
Cerrando el tema, lo que más me jode es que después de 3 años de esta administración uno imagina que algo te conocen o saben lo bien o mal que uno cumple las labores, pero la respuesta es no, no tienen idea que hago, que tareas cumplo, quien soy o porque diablos siempre estoy ocupada, insistiré es un verdadero asco este tema.

martes, 6 de junio de 2017

colapso

Siento que colapso, tengo ganas de llorar y gritar, me parece tan absurdo todo… lo peor no es saber lo que pasa a mis espaldas, es que sé que me mienten en la cara, detesto esto y no quiero hacer más lío, pero el lío ya existe. La parte absurda no es que esto se genere porque no quiera trabajar, porque sea mala en lo que hago, o porque este en contra de alguien, se genera porque siempre soluciono las carencias de otros y al final del camino esperan que cual pulpo haga mi trabajo, el que ellos no pueden y además sonría, entonces cuando pido ayuda, consideran que esta demás o que no es tan importante y yo no puedo evitar la frustración que me genera esto, porque cuando otros me piden algo, yo lo hago en el menor tiempo posible y el resto se toma todo el tiempo del mundo o simplemente no lo hacen .

En suma, esta semana me han generado tanta presión que cuando me dijeron anoche que hoy era viernes, me pregunté como saco lo que tengo atrasado y no pude sentir el típico alivio porque al fin es viernes, ¿entonces como no colapsar?
Mis pasos van de aquí a allá y sigo trabajando como autómata, las personas que me rodean me ven más callada y me miran con cara de porque esta tan seria, pero es que en serio ya no me quedan ganas de sonreír, ¿sonreír a qué?, a que para variar mi trabajo está atrasado porque estoy haciendo el parche en otro lado, o por qué, porque me joden cuando lo mínimo que uno espera es que no hablen mal de mí, por último que si lo hacen no me entere…
Estoy en ese borde del camino, en que en serio quiero gritar a los cuatro vientos que esto es suficiente, que me parece un abuso, que la misma gente que habla mal de mí, viene descaradamente a pedirme mil favores, o que la verdad me gustaría ni enterarme que hablan de mí, por último, para cumplir el dicho “ojos que no ven, corazón que no siente”.

Tal vez lo que más me frustra es la conversación con mi madre del miércoles, en la que me recuerda que aún no tengo una oferta de trabajo que me permita irme de este que tengo y mientras eso no ocurra irme es un riesgo, no una ventaja.

Miro el teléfono, son las 11 y sigo tratando de no colapsar, mi jefa ya se dio cuenta que estoy estresada y me recuerda que no debo hacerlo, porque siempre que me estrésso término con licencia médica y eso a ella no le agrada porque nos guste o no, trabajamos como engranaje de una máquina, yo produzco, ella revisa y saca, yo no estoy, la máquina se para y eso atrasa el resto del proceso, etc.

Me miró en el espejo, he dormido mal esta semana, apenas tengo tiempo para mirar mi aspecto, menos mal que no requiero de tanto tiempo frente al espejo para estar presentable, salgo del baño y me esperan... no se porque no me extraña, la mirada de alguien que no tiene idea de que hago en la vida y que reclama que me demoro en el baño, estaba a punto de gritarle "cinco minutos es mucho!!!", cuando mi jefa la saca del cuadro y se lleva a esa persona. Me siento y sigo trabajando, sigo porque quiero irme a casa, no porque me apasione esto.

MGD

viernes, 2 de junio de 2017

Tratar de relajarse

Llevo días tratando de dejar a tras la tensión en mis músculos, el yoga ayuda pero no del todo, duermo con la mandíbula apretada, no sé si es por mi hijo o por el tema del trabajo, la angustia a ratos es por ambos y honestamente no había logrado ni siquiera reírme con soltura hasta que hablé con Tú.

En resumen, las últimas tres semanas he tenido que revisar de pies a cabeza a mi hijo, llega con moretones que me parecen preocupantes y sus explicaciones aún más, la sensación de que esta desprotegido es tan grande, que a ratos pienso que debería dormir conmigo para que se sienta más protegido y otras que en realidad debe confiar en sí mismo.

Me pesa que veo como falla el colegio en su vigilancia de los niños, o como mi hijo va a jugar con otros niños y hacen cosas realmente peligrosas, el último moretón fue tan grande que me estoy planteando sacarlo del colegio y llevarlo a otro lado.

Mientras eso ocurre, mi trabajo sigue siendo un lugar poco amigable y vuelvo a tener la sensación de que, si compartiera mi vida con alguien, estos problemas serían más livianos, pero he sido yo quien quiso este camino, así que debo recordarme que no puedo sentirme débil de una aventura que empecé hace nueve años.

Para variar hablar con mi madre fue demoledor, me enfrento a la realidad, no tengo otra opción hoy, sin correr un gran riesgo que perjudique a todos, después de todo bueno o malo, mi trabajo me permite mi independencia, me paga la vida y estamos cómodos, dentro de todo… una generalidad que suena tan bien, pero, no que siento en lo absoluto.

Ese mismo miércoles, Tú habló con pequeño y en esa conversación aparecieron más cosas que me preocupan del colegio, mi hijo confía en Tú como no confía en mí y le cuenta sin reparos lo que ocurre al punto que casi me largo a llorar y decidí tomar cartas en el asunto, enviado email a la profesora y otro a la inspectora del ciclo. Concluida la conversación entre ellos, hablamos nosotros y me pareció por un momento que le pedía algo que no le corresponde, que es que me ayude a hacer que mi hijo confié en mi para contarme estas cosas, pero es que no sé a quién más pedirle ayuda.


Así la conversación se extendió hasta tarde y mientras hablábamos, empecé a sentir que la tensión en mis piernas disminuía, que la sensación de fracaso camuflado que es mi vida, no es tan grave, hablamos de mil cosas desde política hasta tecnología, mientras que me hacía reír con una anécdota de un ex profesor, me di cuenta que me había sacado de encima el peso de los hombros. Para cuando me fui a dormir, me giraba la idea de que tal vez debería hacerle caso y emigrar al país del norte. 

lunes, 29 de mayo de 2017

"...Tu eres buena..."

Hace tiempo atrás cuando salí de mi país a trabajar en un barco que marcó un antes y un después de mi vida, escuché de una compañera la frase: “lo que pasa es que tú eres muy buena.” El contexto no lo recuerdo, pero debe haber pasado algo que me sorprendió y a la vuelta de estar trabajando cerca de cinco meses en ese barco, esa frase es una de las que más me ha dejado perpleja.

Quedé perpleja, pero no se trata de que sea una mala persona, ni que haga mil maldades y aparente, la verdad no creo que eso se sostenga en el tiempo, suelo ser tremendamente honesta y si bien suelo filtrar mis pensamientos y no decir la cosas a garabatos o mandar a la gente al punto de no retorno sin escucharlos, suelo pensar en general que simplemente hago lo correcto y no tiene nada que ver el karma o el darma de las cosas, es simplemente que trato a otros como me gustaría que me trataran a mí y en base a eso me muevo y actuó.

Ahora obviamente hay ocasiones en las que me salgo de madre o tengo mis cinco minutos de furia, pero nunca pasa de eso, porque no suelo guardar rencor, no suelo buscar perjudicar nunca a nadie, no le deseos mal a las personas y contrario a lo que muchos creen no suelo tener orgullo, lo que no implica en lo más mínimo que no me considere importante o una persona valiosa, es simplemente que he visto como el orgullo ha roto relaciones, ha destruido familias y ha dañado de modo irreparable a otras personas.

Luego de esa ocasión, me volvió a pasar hace unas semanas, leí otra vez esa frase: “… eres tan buena…”, y el contexto esta vez lo recuerdo muy claramente, le hablaba a la abuela de mi hijo que está lejos, estaba preocupada de que algo pasara y por mi preocupación ella me dice que soy buena, pero como podría ir por la vida hablando con una persona y conociéndola después de cerca de tres años y sin generar lazos, en especial si es la abuela de mi hijo, para mi caía de cajón que debía estar pendiente de ella y de su familia, como le dije a ella en ese minuto: “No es de buena persona, es de egoísta, me muero si te pasa algo y no hice nada pudiendo hacerlo…”, además que quiero conocerla en persona en algún punto de mi vida, ella es parte de mi familia extendida, ¿qué clase de ser humano no le importaría su bienestar, viendo en las noticias que esta la literal catástrofe en su país?

Y hace unos días después del altibajo de la oficina, que me dijeran chismes que yo no considere, hablando con una persona con la que trabajo, me hace el mismo comentario “lo que pasa es que tú eres muy buena, por eso no esperas esas cosas malas de la gente”. En alguna medida, es cierto, yo no espero las cosas malas de las personas, no tengo una mente maquiavélica, tal vez confió y no pongo distancias en cuanto a mi vida laboral y personal, pero no me siento traicionada por la gente que actúa mal o en mi contra, si me molestan sus acciones (tengo sangre en las venas), me duelen y me hacen cuestionarme en qué punto de la historia podría haber evitado lo ocurrido, no porque crea que ellos cambian, sino para aprender a no darles más de donde hacerme daño, tengo claro que uno no controla lo que otros harán pero si lo que uno hace y en ese sentido, entiendo que los otros simplemente van a seguir por su senda haciendo bien o mal sus cosas y si la vida lo encuentra necesario les devolverá lo que mi hicieron, porque aunque no lo crean lo he visto, así que simplemente aprendo del error que yo cometí, después de todo que saco con llenarme de odio, rencor o rabias por lo que ellos hicieron si eso no me hace mejor persona, no me enseña a llevar la fiesta en paz y a hacer mi trabajo mejor.


Entonces, me sigue dando vueltas, ¿por qué la gente me encuentra buena?, ¿qué es lo que hago tan distinto a otros?, veamos además de escribir lo que me pasa de modo público…. Mmm…. No tengo idea, supongo que es actuar correctamente, no ser ladrona, no ser mentirosa, no ir con chismes por todos lados, no buscar los defectos en otros, no hacer ruido por los errores de otros, no tratar mal a quien simplemente no conozco por su aspecto, ser cordial, no perjudicar a nadie y velar por el bienestar de mi familia nuclear y extendida, seguir siendo la misma persona que he sido siempre pese a lo que otros hagan, aprender y rectificar sin esperar que otros lo hagan, esperar que las cosas caigan por su propio peso y avanzar conforme deba hacia adelante, claro que el problema es que para mí nada de esto es ser una buena persona, para mi es simplemente ser honesto con uno mismo y cumplir con la máxima de no hacer a otros lo que no quieres que te hagan y listo.

viernes, 26 de mayo de 2017

Detalles

Admito que como madre a veces me siento poco preparada, mal preparada o simplemente no estar preparada en lo absoluto. Bien, el lunes después de una jornada de trabajo típica, llego a casa y con mi hijo todo normal, mientras que reviso sus cosas todo bien, incluso me alivio que cuando le pregunté por la prueba de inglés, me respondiera que esta vez si supo las respuestas y que creía tener una buena nota, porque en serio entre que no le gusta en lo absoluto y el fin de semana repasando la materia, espero que algo le quedara de la información.

El martes paso a buscarlo algo más tarde de lo normal, porque estaba retrasada del trabajo y cuando llego, algo andaba mal, algo le molestaba y empezó con “tengo miedo”, “acompáñame”, etc… yo que creía que estaba bromeando cuando se sentó junto a mí en el sillón y no quiso ir a su pieza, le digo una frase que se le enerva, pero suele responderme a mí en escala de 1 a 10, que tan mal está la cosa y pequeño pega un grito, que traducido al castellano está realmente mal. Lo interrogo entre, ¿me vas a decir que paso? ¿Y vamos que debes meterte a la cama?, pero no quería ni andar si no iba de mi mano. Es así como a sus ocho años, mi hijo parecía haber retrocedido a los cuatro cuando para ponerle el pijama tenía que quitarle yo la ropa, no había caso y de pronto, en el costado de su pierna veo marcas de puntapié (los moretones de puntapié son como líneas curvas mientras que cualquier otro golpe es deforme, por eso se la diferencia).

“Que te pasó y esta vez no puedes decir nada, estos moretones no son nada”- le digo seria, mirando a sus ojos.
“Ah, fue lo que paso en el almuerzo”- responde sin mirarlos.
“Dime que pasó con detalles por favor, quien te dio estos puntapié y ¿por que?”

Mi hijo comienza un relato y mientras hablaba trataba de mantener la calma, al parecer unos niños le habían pegado hasta dejarlo en el suelo… ¿pero si tiene 8 años?... ¿pero en qué cabeza cabe que, a los 8 años, los niños reaccionen así?... mientras me hervía la sangre, escribí los nombres de los niños que mi hijo decía estaban involucrados, cinco niñitas y 2 niño, habló con la mamá del niño que me decía mi hijo, debía ser quien partió toda la pelea…

No saquen conclusiones aun, que el tema es más enredado de lo que se piensa.

La mamá del crio que mi hijo acusaba, molesta por lo que le contaba despierta a su hijo (ya eran las 10 y mi hijo había hecho un escándalo de cerca de 1 hora de no quiero estar solo y tengo miedo, cosa que no hace nunca) y me cuenta que su hijo apunta a otra persona como responsable, la niñita N, una que ha tenido ya altercados y que ha peleado a los golpes con mi hijo, ya había hablado con sus papas para que le pusieran atajo y nada. Esta niñita de la misma edad de mi hijo, había descubierto ya hace un rato que si ella le pega a un niño, no hay problema porque los niños no le pueden devolver el golpe… ¿qué rayos se supone que uno haga con eso?, habló con la mamá de otro niño que estuvo de pasada y quiso ayudar a mi crio llego por el inspector y el chico dos le dice lo mismo, la niñita N fue quien le pego las patadas a mi hijo, un total de 10 puntapiés le dejo marcadas las piernas y espalda porque lo tiro al suelo. Mi hijo se quedó dormido tomándome la mano, me hervía la sangre y obvio me dio insomnio…

Día miércoles, después de despertarlo y hacer la rutina de sacarlo esta vez de mi cama, porque entremedio no quiso dormir solo así que figuraba en mi cama. Pequeño parte al colegio y yo detrás de él, pido hablar con la inspectora. A estas altura ya tenía la historia entera y le cuento a la inspectora, que mi hijo había cerrado la puerta de la sala con llave y había dejado a dos niñas dentro, que simplemente abrieron la puerta y que había salido corriendo y lo persiguieron, asustado tomo a una de las niñitas porque llego N, que no estaba en esta historia y N al ver que mi hijo se sujetaba de una niña, comenzó a pegarle, hasta dejarlo en el suelo, el niño 2 que alcanzo a ver como comenzaba esta golpiza fue por el inspector, quien al ver a mi pequeño en el suelo lo levantó y le pidió que le dijera todo a la profesora, sólo que mi hijo no lo hizo y la cosa pasaba al olvido (esto creo yo como madre, porque le daba vergüenza admitir que le pego una niña). 

El problema fue, que mi hijo no pensó que esto le daría miedo, un miedo irracional que no hay que ser psicólogo para saber, se genera a esta niñita. Tarde del miércoles, llego por él y no tenía información ni nada de lo ocurrido, la cuidadora de la guardería me dice que estaba bien y que la tarde había estado tranquila, así que nos vamos y compramos en el supermercado, volvemos tarde y por suerte sí quiso ir a su cama a dormir, aunque sigue diciendo que tiene miedo, se veía mas calmado cuando le dije que si había ido a hablar con la inspectora esa mañana.

Jueves, mañana típica, pequeño al colegio yo hago yoga, luego me voy al trabajo, jornada agotadora porque en la cita del día anterior mi médico me pidió una dieta sin arroz ni harinas, por lo que tuve que cocinar legumbres en la noche (por eso habíamos ido al supermercado), llego a buscarlo y la cuidadora me comenta que tengo una respuesta de la inspectora, mi papá está de visita y tengo que atenderlo, mi hijo no quiere irse a dormir, porque quiere ver como mi papá instala la lampara de la cocina, etc… finalmente lo meto a la cama y me dice que está bien, aún tiene marcas de los moretones y moretones nuevos que son porque el piso del baño del colegio estaba mojado y se calló al entrar, traía una nota de la enfermería, etc (insistió que uno paga el noviciado con los colegios y el primer hijo es quien las paga todas, en especial si se es hijo único).

Viernes pequeño despierta feliz, desayuna y mi papá nos acompaña, habla con su tata de mil cosas y se va con la hora justa para llegar al colegio. Me hablan las mamas de los niños uno y dos, les cuento lo anterior y les doy las gracias su ayuda, ambas me responden que tranquila, que las cosas están para hablarse y que bueno que todo se aclaró, la inspectora había citado a los papas de N y había expuesto la gravedad de la respuesta de esta niñita, explicando que si se repite tendrá sanciones, además de hablar con todos los niños involucrados y aclarar el tema entre ellos.


Con todo esto, me quedo mas tranquila, mi hijo esta mas tranquilo, pero no me quedo conforme, considero que tenemos una sociedad en la que las mujeres se supone hay que cuidarlas y por eso no hay que ni mirarlas feo, como mujer he vivido acoso, he visto cosas feas, pero nunca me habría puesto en contra de ese modo de un hombre, porque lo que veo es que una niñita de 8 años, que aprende a usar esta "ventaja" a su favor y es capaz de manipular el sistema y no hay nada que yo pueda hacer. Mi hijo de 8 años, le pegan y no puede defenderse, termina con miedo y me pide que por favor no le peguen más, en vez de enseñarle a ser preocupado, tengo que decirle que no se acerque a una compañera de clase y le dieron una paliza que no se merecía, si los papeles estuvieran invertidos, la mama de esa niñita habría pedido la expulción del colegio de mi hijo y yo no puedo pedir lo mismo, por que es mujer. Me parece que estamos enseñando mal las cosa, porque si bien no se puede levantar la mano a uno, al otro tampoco, debería ser pareja la cosa.

martes, 23 de mayo de 2017

Pruebas (P 5)

Salir del caos, entrar al mundo real... veamos que pasara


Cerro sus ojos, quiso no tener miedo, pero no podía evitar tener esa sensación recorriéndole la espalda. Quiso mirar al frente pero, al frente estaban ellos, esos seres que no tenía como describir porque ella sabía que no eran humanos, aunque se veían como tal, aunque gritaban como humanos, porque ella sabía mejor que nadie que eran realmente.

Abrió sus ojos, no debía pensar en nada, no debía tener emociones, esta prueba que no era de eliminación porque todos los competidores necesarios de eliminar, ya habían sido sacados, sino que era de fuerza mental, seguiría hasta que todas las emociones fuesen similares, y eso podía tardar si se piensa que nadie podía hablar, ni explicar, lo que ocurría.

Ella miraba sus manos, las manos de los que estaban frente a ella, el ruido de la pared del fondo desapareció completamente, lo que indicaba que las emociones de todos deberían estar alineadas, vendría ahora la nueva prueba, una que los tomaría por sorpresa, mostrar sorpresa es fácil, mostrar miedo es lo peligroso, de pronto sintió un fuerte impulso por decirles a todos, calma no pasara nada malo, pero mordió su lengua, literalmente y luego fijo su vista al frente.

La luz sobre los seres frente a ellos cambio a un color azul, ella se enderezo solo un poco más, tratando de no perder su concentración, todo frente a ella era azul intenso, parecía incluso una habitación enorme, inundada de agua... oh, no! ella supo en ese instante que la prueba sería de ahogo.

El agua comenzó a brotar desde el suelo, comenzó lentamente, la puerta reflejo por primera vez el vidrio que tenía de cerca de 20 mm de espesor y el agua subía lentamente, fría como si viniera desde las profundidades de la tierra, cristalina e imparable.